Sujetador pasados los 60

Sujetador pasados los 60

Un buen sujetador no solo sienta mejor a tu figura, también puede reducir el dolor de espalda

Existen muchas formas, modelos, tallas y copas. Tanta es su variedad que en muchas ocasiones no sabes qué sujetador debes usar según tu fisionomía. De hecho, no elegir adecuadamente puede provocar problemas de salud. Por eso, lo mejor es escoger el modelo que mejor se adapte a la etapa que estás atravesando en tu vida.

Con la llegada de la menopausialas mamas tienden a cambiar. Algunas mujeres notan la pérdida de firmeza en el pecho, un poco de hinchazón o molestias debido a las alteraciones hormonales. Por eso, el sujetador debe aportar contención al pecho con unos tirantes que no cedan toda la carga al cuello o los hombros. Incluso, en algunas ocasiones, es necesario utilizar copas con relleno para compensar la falta de firmeza.

 

Sujetador pasados los 60
 En este sentido, los mejores sujetadores para mujeres mayores de 60 años son los de estilo “full cup”, también conocidos como sujetadores de copa grande, que cubren el pecho por completo y recolocan la piel dentro de las copas. Este modelo posee unas copas altas situadas al final del esternón, cumpliendo así su función de sujeción. De todos modos, es una elección muy personal y debe estar adaptada a la mujer en cuestión. Eso sí, un buen sujetador es aquel que cubre el pecho y lo sostiene sin hacer presión.
Sujetador pasados los 60
 
Sujetador pasados los 60
 

Ten en cuenta estas recomendaciones

  • Si a la hora de comprar un sujetador se te clavan los aros, por muy bonito que sea, no te lo lleves a casa, porque te incomodará y no sujetará adecuadamente.

  • Si te tira hacia delante, significa que no está sujetando el pecho de forma correcta, por lo que puede provocar daños en la espalda.

  • Lo mismo ocurre si tira de las cervicales. En este caso, el peso del pecho recaerá hacia delante y puede perjudicar bastante la salud de tu espalda.

  • Recuerda que la talla está compuesta por un número, que hace referencia al contorno, y una letra, que representa el tamaño de la copa. Lo mejor es acudir a un sitio especializado para que te ayuden a elegir el modelo que mejor se adapte a ti y sepas, de una vez por todas, cuál es tu talla.

  • La banda lateral debe estar siempre ajustada y en posición horizontal para que te puedas abrochar el sujetador sin problema. Además, para comprobar que no lo llevas demasiado ajustado, debes poder introducir los dedos entre la banda y la espalda.

Sujetador pasados los 60
 

Los beneficios de elegir un buen sujetador

En primer lugar, un sujetador que se adapta a tus características es bueno para la postura corporal. Al ajustar correctamente el sujetador, este se adapta a las dorsales, favoreciendo que la espalda quede más recta. Además, reduce el dolor de espalda y hombros. Otra de las ventajas de utilizar un sujetador que se coloque debidamente en el pecho es que aguantará perfectamente el peso y los hombros y la espalda no sufrirán tanto.

Sujetador pasados los 60
 

 

Deja tu comentario

  • (will not be published)