SUJETADOR DIVINO TESORO

 SUJETADOR DIVINO TESORO
 
SUJETADOR DIVINO TESORO
SUJETADOR
SUJETADOR DIVINO TESORO
 Si bien durante cada una de las épocas de la humanidad, la mujer ha utilizado el sujetador como elemento estético y práctico para moldear, y sujetar, su figura, no es hasta hace un siglo que se comienza a utilizar de una forma extendida y en la forma, casi, que lo hacemos hoy. En este ejemplar, hemos querido ahondar en los gustos, hábitos de consumo y tipologías que la mujer española prefiere a la hora de vestir su interior .
SUJETADOR DIVINO TESORO
 
SUJETADOR DIVINO TESORO
También denominado sostén, corpiño o brassiere , el sujetador es, por definición, un elemento de ropa interior femenina que consiste en dos copas que cubren total, o parcialmente, los senos.

Aunque su utilización ha sido patente a lo largo de la historia de la humanidad, y ya las féminas en las civilizaciones griegas y romanas utilizaban una suerte de faja que les permitía sujetar, o reducir, el pecho según datos históricos, no será hasta principios del siglo pasado que la prenda toma la forma que hoy en día conocemos como sujetador moderno: un armazón de finos alambres y telas sedosas desarrollado por el francés Pierre Poiret, a quien sin embargo no se le concede el honor de ser el pionero e inventor ya que su artilugio fue patentado siete años después en Estados Unidos por Mary Phelps Jacob, una acaudalada joven que, ayudada por su doncella francesa se apropió de la idea del francés. Sea como fuere, ya en el siglo pasado la prenda de marrasse desarrolló, y mejoró, industrialmente hasta nuestros días, habiéndose erigido en icono de moda, estilo y sensualidad, y recurriéndose a ella para inspirar películas, obras de arte, literatura e incluso, desde hace bien poco, piezas de exposición en museos y salas de arte de medio mundo.

 Dada su importancia y trascendencia, en este ejemplar hemos entrevistado a 100 mujeres a través de nuestro perfil en Facebook, y cuyas respuestas suponen la base del estudio que a continuación resumimos  . Sobre un universo femenino con mujeres que van desde los 20 a los 30 años de edad (25% de las encuestadas), de 30 a 40 (29%), de 40 a 50 (24%) y más de 50 años (20%) – sólo un 1,8% de las encuestadas es menor de 20 años – y pertenecientes a diversos perfiles socio económicos.

El  estudio realizado se inicia con la cantidad de unidades que una mujer compra a lo largo de un año, situándose la media nacional en 2 ó 3 prendas por año para al menos el 63% de las encuestadas, seguidas de aquellas mujeres, el 20,5% que afirman hacer acopio de 4 prendas al año y de las que aseguran comprar más de cinco unidades al año (9,5%) Solo el 7% de las españolas asegura comprar un único sostén al año.

Referido al gasto medio que la mujer nacional emplea en la compra de cada sujetador, la cifra se sitúa en la horquilla entre los 20 y los 30 euros por unidad, para un 33% de las encuestadas, seguido de la franja entre 30 y 40 euros (29%), el 22% que aseguran gastar un máximo de 20 euros y el 16% que afirma invertir más de 50 euros por prenda. Menos es más: los básicos ganan.

Acerca de la tipología de sujetador preferido por la españolas, el informe destaca que las piezas básicas son las más extendidas, para al menos el 52,5% de las encuestadas, seguido de aquellas mujeres que prefieren utilizar modelos de seducción (19%), las que utilizan piezas demoda (18%) y las que aseguran utilizar modelos de corte deportivo (10,5%). En este sentido además, la encuesta hacia hincapié en la morfología de la prenda y su composición, siendo el modelo más demandado aquel que lleva “foam” por un 45 % de las encuestadas que declaran preferirlo para que no se marque el pecho bajo las prendas de ropa exterior. Un detalle a destacar es que el 24% de estas usuarias de sostenes con foam utiliza prendas con push up.El segundo lugar en las preferencias de estilos  lo ocupa con un 31% el sostén con aro, pero sin foam, el tercer puesto con un 14% de respuestas es para aquellos sostenes sin foam y sin aro para aquellas consumidoras que priorizan la comodidad y la naturalidad y en cuarto lugar, el 8% asegura utilizar modelos de capacidad o sujeción y únicamente un 2% que afirma usar piezas reductoras.

En relación al material preferido para su uso, las prendas de tejidos completamente lisos se imponen como media en nuestro país, con cerca del 50% de las mujeres que afirman vestir este tipo de piezas, seguido del 41% que asegura utilizar modelos con copa lisa pero con pequeños detalles como encajes o bordados y el 9% que prefiere los modelos de encaje. Por color, la española también lo tiene claro, siendo los colores más básicos también (blanco, negro y piel) los más extendidos por uso para al menos el 71% de las mujeres,seguido del 22% de las mismas que prefieren los colores más de tendencia cada temporada y el 7% que gusta de los estampados.

Talla, si, Copa, no Llegados a este punto, en el informe destaca el dato que asegura que el 93% de las mujeres nacionales si que conoce su talla de sujetador, por el 7% que no lo sabe, si bien este dato se dispara hasta el 20% si la pregunta se formula en relación a la copa, que este porcentaje de mujeres afirma no conocer. De las que si conocen su copa, el 80% de las encuestadas, el 4% afirma emplear la A, el 44% usa la B, el 23% la C y el 9% restante declara tener una copa D o superior. Además, ahondando sobre si la española prefiere comprar el sujetador en conjunto con la braguita, la respuesta principal es que no, que prefiere hacerlo de forma separada, para al menos el 65% de las féminas y el 35 % que si compra el conjunto completo. 
SUJETADOR DIVINO TESORO





SUJETADOR DIVINO TESORO
SUJETADOR DIVINO TESORO
SUJETADOR DIVINO TESORO


Deja tu comentario

  • (will not be published)